top of page

Tim Walz: El legado complejo del gobernador de Minnesota


TIM WALZ

WASHINGTON — Después de una reunión en la Casa Blanca el miércoles, el gobernador de Minnesota, Tim Walz, dijo que el presidente Biden está "apto para el cargo", incluso cuando algunos compañeros demócratas pidieron que se retire de la carrera por preocupaciones sobre su pobre desempeño en los debates." Caroline Cummings


La pregunta probablemente debería ser, "¿quién está mirando su oficina y su desempeño, señor gobernador?" Así que decidimos echar un vistazo detrás del telón del Demócrata principal de Minnesota. (NOTA DEL EDITOR: No cubrimos el escándalo sobre los sobrecostos en la renovación de la mansión del gobernador, ya que podrían ser cuestión de cualquiera de un número de estafadores. El resto se refiere al propio hombre.)


El gobernador de Minnesota, Tim Walz, miembro del Partido Demócrata-Campesino-Laborista (DFL), ha enfrentado numerosos desafíos y controversias desde que asumió el cargo. Su mandato ha estado marcado por importantes iniciativas políticas así como críticas sustanciales, especialmente respecto a su manejo de crisis como el escándalo de Feeding Our Future, las acusaciones de fraude electoral masivo y su respuesta a los disturbios civiles tras el asesinato de George Floyd.


Escándalo de Feeding Our Future


Una de las controversias más notables durante el mandato de Walz fue el escándalo de Feeding Our Future. La organización sin fines de lucro, que tenía como objetivo proporcionar comidas a niños necesitados, se vio envuelta en una enorme investigación federal por fraude. La oficina del fiscal de EE.UU. acusó a varias personas de presuntamente malversar $250 millones en fondos destinados al programa, usando el dinero para comprar artículos de lujo y propiedades inmobiliarias.


El gobernador Walz afirmó haber sido informado verbalmente sobre las actividades sospechosas a finales de abril o principios de mayo de 2020. Sin embargo, surgieron discrepancias sobre exactamente cuándo se enteró de los problemas, con algunos informes sugiriendo que solo se enteró más tarde en el año. Los críticos, particularmente del Partido Republicano, acusaron a Walz de no actuar con suficiente rapidez para prevenir el fraude. Su oponente del Partido Republicano, Scott Jensen, pidió una investigación exhaustiva sobre el manejo de la situación por parte de Walz, cuestionando la capacidad de respuesta y liderazgo del gobernador durante la crisis.



Acusaciones de Fraude Electoral Masivo


El 28 de septiembre de 2020, el representante Steve Drazkowski (R-Mazeppa) anunció que había descubierto evidencia de lo que describió como fraude electoral masivo y sistémico en Minnesota. En una conferencia de prensa a las 11:00 a.m., Drazkowski detalló hallazgos que, según él, apuntaban a una cultura de fraude que resultó en numerosos votos fraudulentos emitidos y contados, posiblemente cambiando el resultado de varias elecciones.


Drazkowski destacó que en 2018 presentó denuncias contra la representante Ilhan Omar ante la Junta de Finanzas de Campaña de Minnesota por el uso indebido de fondos de campaña. Tras las graves sanciones impuestas a Omar por la Junta, miembros de la comunidad somalí en Minneapolis se acercaron a Drazkowski con acusaciones de campañas asociadas con Omar pagando por votos. Inicialmente escéptico, Drazkowski encontró las afirmaciones cada vez más creíbles a medida que surgían más detalles. Posteriormente, contactó a las fuerzas del orden y a Project Veritas, una organización de medios conocida por descubrir corrupción a través de investigaciones encubiertas, para obtener pruebas concretas de fraude electoral.


La investigación se centra en tres acusaciones clave:

  1. Un esquema generalizado de compra de votos, con votantes pagados $100-$200 por voto.

  2. Una organización sistemática de recolección de boletas de votación ausentes que privaba a los votantes de sus derechos.

  3. Irregularidades en los lugares de votación que permitieron el conteo de votos ilegales.


Drazkowski pidió acción inmediata del fiscal general Barr y del secretario de Estado Simon, enfatizando la necesidad de garantizar la integridad de las elecciones en Minnesota. Instó a la Cámara de Representantes y al Senado de Minnesota a convocar audiencias de comité de emergencia para pausar el conteo y envío de boletas hasta que las acusaciones pudieran ser investigadas a fondo, argumentando que era necesario actuar rápidamente para mantener la confianza pública en los resultados electorales.



Respuesta a los Disturbios Civiles


En 2020, tras el asesinato de George Floyd por un oficial de policía de Minneapolis, se produjeron protestas y disturbios generalizados. La respuesta del gobernador Walz a la crisis ha sido examinada críticamente. Enfrentó una reacción significativa por su despliegue tardío de la Guardia Nacional, que muchos creen podría haber mitigado la extensa destrucción en Minneapolis. La vacilación de Walz se debió a preocupaciones sobre la percepción de una fuerte presencia militar en comunidades ya angustiadas.


En declaraciones posteriores, Walz discutió su conflicto interno sobre el despliegue de fuerzas, equilibrando la necesidad de restaurar el orden con el dolor y la desconfianza de la comunidad hacia la aplicación de la ley. Esta demora ha sido vista por algunos como un gran error que exacerbó los disturbios.



Respuesta Legislativa: Sentimiento Anti-Policía


Tras los disturbios, Walz abogó por medidas legislativas percibidas por muchos en la aplicación de la ley como anti-policía. Estas reformas incluían una prohibición parcial de las llaves de estrangulamiento y capacitación obligatoria para que los oficiales puedan manejar situaciones de crisis de salud mental, que los críticos argumentan socavan la efectividad de las operaciones policiales. Además, la legislación prohibió el programa de "entrenamiento guerrero", considerado por algunos esencial para preparar a los oficiales para situaciones peligrosas.


Una de las medidas más polémicas fue la creación de una unidad independiente para investigar encuentros policiales que resultaran en muertes. Los funcionarios de las fuerzas del orden expresaron preocupaciones de que esto podría llevar a un mayor escrutinio y cuestionamiento de las decisiones de los oficiales, potencialmente obstaculizando su capacidad para mantener la seguridad pública.



Dinámicas Políticas


El viaje político de Walz ha estado profundamente entrelazado con el Partido Demócrata-Campesino-Laborista (DFL), una afiliación única que fusiona el Partido Demócrata de Minnesota con el Partido Campesino-Laborista. Esta alianza ha posicionado al DFL como una fuerza dominante en la política de Minnesota, controlando cargos clave en el estado y moldeando significativamente el paisaje político del estado.


El DFL, aunque parte del Partido Demócrata nacional, tiene características distintas moldeadas por su historia y las diversas constituencias que representa. Esta complejidad se manifiesta en batallas ideológicas dentro del partido, tales como las que ocurren entre progresistas y moderados. Estos conflictos internos ocasionalmente llevan a parálisis política, afectando la implementación de políticas y la gobernanza.



Malinterpretación del DFL y el Nacional Socialismo


Es crucial abordar y disipar la malinterpretación respecto a la supuesta afiliación del DFL con el Nacional Socialismo. El DFL aboga por plataformas progresistas que enfatizan los derechos laborales, la justicia social y los principios democráticos, que son antitéticos al Nacional Socialismo (nazismo). Las acusaciones o implicaciones que sugieren lo contrario a menudo provienen de desinformación o caracterización deliberadamente errónea de las políticas y alianzas históricas del partido.


Un artículo publicado el 1 de enero de 2022 por un miembro de los Socialistas Democráticos de América (DSA) de las Ciudades Gemelas destacó la formación de un Caucus de Socialistas Democráticos (DSC) dentro del DFL. El esfuerzo tenía como objetivo integrar valores socialistas democráticos en el marco del partido. Sin embargo, esta iniciativa enfrentó hostilidad de algunos miembros del DFL, particularmente durante una reunión del Comité Ejecutivo del Estado (SEC) el 8 de diciembre de 2021, donde los organizadores del DSC fueron acusados de ser infiltrados engañosos de la DSA con el objetivo de apoderarse del DFL.


La interacción entre el DFL y el DSA sigue siendo ambigua. Mientras que algunos miembros del DFL ven a la DSA como una amenaza, otros reconocen el potencial para la colaboración. El miembro de la DSA de las Ciudades Gemelas enfatizó la diversidad del DSC, señalando que pocos organizadores del DSC eran miembros activos de la DSA y que los temores de una toma de poder de la DSA eran en gran medida infundados.



Conclusión


El mandato del gobernador Tim Walz ha estado marcado por desafíos y controversias significativas. El escándalo de Feeding Our Future, las acusaciones de fraude electoral masivo y su respuesta a los disturbios civiles tras el asesinato de George Floyd han tensionado especialmente su administración. Las medidas legislativas anti-policía de Walz tras la muerte de George Floyd han polarizado aún más las opiniones sobre su liderazgo, con críticos argumentando que estas leyes socavan las prácticas de aplicación de la ley y la seguridad pública.


A pesar de estas controversias, Walz ha tenido éxitos en políticas y sigue comprometido con guiar a Minnesota a través de sus complejos paisajes políticos, sociales y económicos. Como siempre en la política, la verdadera medida del legado de un líder se determinará con el tiempo, a través de tanto los éxitos como las controversias que hayan enfrentado. La historia del gobernador Walz es un reflejo de las complejidades y responsabilidades inherentes a la gobernanza en medio de desafíos sin precedentes.

Comentários


bottom of page