top of page

EL RESCATE DE REHENES EN EL CAMPAMENTO NUSIERAT, GAZA. LA OBRA MAESTRA DE LAS FDI


Hola a todos, soy Frank de Iron Age News, un sitio web conservador del sur de Florida. Hoy es lunes, 10 de junio, y estamos cubriendo la reciente operación de rescate de rehenes de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) en Gaza, que tuvo lugar durante el fin de semana. También estamos examinando cómo este evento está afectando las maniobras diplomáticas del presidente Biden en relación con Israel.


Operaciones de las FDI


La inteligencia, probablemente obtenida del Mossad o del Shin Bet, indicó que cuatro rehenes —tres hombres y una mujer— estaban siendo retenidos en una aldea pro-Hamás en el centro de Gaza. Los rehenes, de 26, 21, 27 y 40 años, habían sido secuestrados durante el ataque al festival de música el 7 de octubre y estaban retenidos en apartamentos separados en lados opuestos de la calle.


Utilizando un camión de mudanza como disfraz, las fuerzas especiales de las FDI se infiltraron en la zona. Se llevó a cabo un asalto coordinado, apuntando tanto al apartamento de un piso donde estaban los hombres como al apartamento del tercer piso donde estaba la mujer. Se produjeron enfrentamientos hostiles cuando al menos 100 militantes de Hamás, según los informes, respondieron con AKs y RPGs.


Las FDI desplegaron helicópteros de combate y una segunda ola de fuerzas, principalmente paracaidistas, para apoyar la extracción. A pesar del intenso combate, las FDI lograron asegurar y evacuar a los rehenes, matando a un estimado de 100 militantes en el proceso, mientras sufrían bajas mínimas. La operación fue elogiada por su precisión y eficiencia, mostrando la determinación y capacidad militar de Israel.

Problemas de EE.UU.


La exitosa operación israelí plantea desafíos significativos para la administración Biden. En primer lugar, la dinámica política estadounidense complica la situación. Con informes que sugieren que parte de la inteligencia estadounidense podría haber sido retenida de Israel, surgen preguntas sobre la eficacia y el alineamiento del apoyo de EE.UU.


Una periodista estadounidense, crítica de la misión de rescate, argumentó que condujo a un exceso de bajas palestinas. Esta postura contrasta fuertemente con las perspectivas israelíes sobre la lucha contra el terrorismo y la seguridad de los rehenes. En medio de este discurso, la lucha de la administración Biden con la percepción pública se intensifica, especialmente en lo que respecta a sus políticas hacia Israel y Hamás.


Además, la renuncia del Ministro de Defensa israelí Benny Gantz intensifica el conflicto interno dentro del gobierno de coalición israelí, una dinámica influenciada por las presiones diplomáticas estadounidenses en curso. La salida de Gantz, posterior al rescate de rehenes, se percibe como un golpe al liderazgo del primer ministro Netanyahu, aunque no lo suficientemente desestabilizador como para precipitar un cambio gubernamental inmediato.

La visión del presidente Biden de revertir a las condiciones previas a la guerra está creando fricciones. Los críticos argumentan que este enfoque socava la seguridad de Israel y no reconoce las complejidades del conflicto en curso. Las implicaciones regionales más amplias, incluida la participación de Irán y el panorama geopolítico de Líbano y Siria, se suman al enigma geopolítico que enfrenta EE.UU.


En resumen, las acciones decisivas de las FDI no solo subrayan la destreza militar de Israel, sino que también ilustran el intrincado juego de ajedrez geopolítico que involucra a múltiples actores. Los efectos dominó se sienten palpablemente dentro de la administración Biden, lo que requiere un enfoque recalibrado de la política de Medio Oriente y las relaciones con Israel. A medida que los eventos se desarrollen, tanto las victorias tácticas en el terreno como las decisiones estratégicas en las capitales determinarán la trayectoria futura de la región.



Comments


bottom of page